Cómo recibir una beca si no tengo cuenta bancaria

Puede que sé de la circunstancia de que quieras solicitar un tipo de beca, pero que por ciertas cuestiones te veas incapaz de solicitarla. No te preocupes, vamos a contarte como puedes recibir una beca si no dispones de una cuenta bancaria.

Cómo recibir una beca si no tengo cuenta bancaria

Entregar el formulario descargado y cumplimentado en el banco para que lo sellen, una vez sellado por el banco se puede entregar en cualquier registro administrativo radicado en la Dirección General de Política Financiera y del Tesoro o Hacienda autonómica.

El Ministerio de Educación te recuerda que este es un requisito previo para retirar la beca, así que no esperes más porque puedes llevarte una sorpresa a la hora de retirarla. El Departamento de Educación no avisó hasta el día 7 cuando emitió una circular sin previo aviso en la que indicaba que los estudiantes no universitarios, sean de FP o no, deberán registrar una cuenta bancaria para sus casilleros si no lo hacen. Hecho al cargarlos, no pueden.

Muchas personas aún desconocen la obligación de cobrar esta nueva beca en 2021/2022, requisito que hasta ahora no era necesario para poder cobrar becas fuera de la universidad. Los estudios no universitarios administran las becas directamente con la agencia del Ministerio de Educación, mientras que los estudios de pregrado administran las becas con las agencias universitarias y los ministerios.

Hasta el 30 de septiembre de este año sigue abierto el plazo de solicitud de becas para estudios no universitarios.

¿Qué es una cuenta bancaria?

Está claro que las cuentas bancarias son el producto financiero más utilizado por los usuarios de los servicios bancarios, tanto tradicionales como online. Este es un depósito que registramos nuestros fondos para gestionar y gestionar según los movimientos de remesas, beneficios, domiciliaciones, etc. Pero actualmente hay muchos tipos de cuentas dependiendo de nuestro propósito y para qué las vayamos a utilizar. Además, la tecnología y la aparición de la banca por Internet realmente han revolucionado este campo y la forma en que los usuarios interactúan con su capital. Si quieres saber qué es una cuenta bancaria y qué te conviene.

Tipos de cuentas bancarias

La contabilidad es esencial en estos días, especialmente dado el tamaño y la naturaleza cotidiana del mercado en línea. Tener una cuenta bancaria es fundamental para realizar todo tipo de transacciones digitales. Las compras, los pagos, los trámites administrativos se ejecutan en línea y miles de procesos más se realizan de manera digital y forman parte de nuestro día a día.
Existen diferentes tipos de cuentas dependiendo de cómo se utilicen y con qué idea abramos esta cuenta. Por eso debemos pensar bien antes de saber a qué queremos que corresponda; Para ahorrar, retirar y depositar pequeñas cantidades, cuentas conjuntas, etc. Sobre esta base, los mercados financieros nos ofrecen cuentas a la medida de cada uso.

Las características comunes, independientemente del tipo de cuenta, se refieren a la funcionalidad de la cuenta. Por ejemplo, la operatividad es generalmente común a todas las cuentas, permitiendo realizar ingresos, transferencias o pagos, ya sea a través de la misma cuenta o a través de las tarjetas que tengamos vinculadas. La disponibilidad de fondos puede ser inmediata, ya sea para retiro o para cobro o transferencia efectiva al beneficiario. El débito directo también es común en la mayoría de los tipos de cuentas bancarias, como la capacidad de recibir la nómina automáticamente o pagar ciertos suministros. En cuanto a la comisión, depende de la persona jurídica, el tipo de cuenta y los servicios ofrecidos y también está sujeta a una serie de condiciones. Esto es algo que debe tener en cuenta antes de abrir la cuenta de su elección. Los tipos de cuenta se pueden clasificar en los cuatro tipos más comunes, a saber: cuentas corrientes, de ahorro, de nómina y de interés. ¡Te lo explicamos!

  • Cuenta actual. Una cuenta bancaria para el uso diario del usuario. Ingreso, retiro, domiciliación, pagos, operaciones en curso así como la posibilidad de obtener una tarjeta. También es el mínimo que nos exigirán a la hora de solicitar un préstamo, hipoteca o contrato de producto financiero.
  • Registro. Una de las cuentas de ahorro más populares. El propósito obvio de abrir una cuenta para estas características es la conservación. La rentabilidad se genera a partir de intereses a cambio de poseer una cierta cantidad de capital durante un período determinado por la entidad.
  • Cálculo de salarios. Su funcionamiento es muy sencillo y muy similar al funcionamiento de una cuenta corriente. Comparten la mayoría de las características y es una de las más que ofrecen los bancos. A cambio de un ingreso directo en nuestra nómina, la entidad elimina comisiones o descuentos en compras, suscripciones y regalos.
  • Una cuenta asalariada también genera ganancias para el titular, pero es más limitada en la actividad que permite. Sin embargo, permite la deducción directa del salario y se combina funcionalmente con una cuenta de ahorro.

Otros tipos de cuentas muy populares son las cuentas diseñadas pensando en el público objetivo. Así encontramos, por ejemplo, cuentas de jóvenes. Dirigido a jóvenes a partir de los 14 años, edad mínima permitida para abrir una cuenta, hasta los 30-35 años según el banco. Suelen no tener comisiones y apenas restricciones operativas. Otro caso es la cuenta de empresa, con servicios especializados para este tipo de personas jurídicas y condiciones y requisitos muy específicos

Ventajas de abrir una cuenta bancaria online

La tecnología ha traído innumerables beneficios a la industria bancaria, y poco a poco vamos acuñando términos como banca móvil o banca abierta. Es un concepto bancario cuyas operaciones son esencialmente digitales. Los bancos convencionales cuentan con servicios de banca electrónica y las unidades más innovadoras operan 100% por Internet. Los usuarios obtienen comodidad, velocidad y realismo. Pero sus beneficios son numerosos, así que aquí hay algunos.
  • Tranquilidad: ¿Te imaginas no hace tanto tiempo que pudieras abrir una cuenta o solicitar un préstamo desde tu teléfono móvil? Los usuarios aprecian el servicio ágil, rápido, cómodo y, sobre todo, la posibilidad de gestionar sus cuentas desde cualquier dispositivo: smartphone, PC, tablet…
  • Disponibilidad: Consultar tu saldo, revisar tus movimientos o realizar una transferencia desde casa, en cualquier momento, es otra de las ventajas de la cuenta online.
  • Autogestion:  Los usuarios de banca digital tienen la capacidad de ver el estado de sus cuentas y productos bancarios en cualquier momento y en cualquier lugar. Aplicaciones, gráficos y configuraciones para reducir costes, ahorros y otras gestiones, que permiten un control absoluto de tu dinero.

Deja un comentario