Este año tampoco llegarán las becas a tiempo (y alternativas para poner solución a este problema)

Descubre por qué este año tampoco llegarán las becas a tiempo y las alternativas al alcance de los estudiantes para poner solución a este problema.

El Ministerio de Educación y FP (MEFP) actualiza cada año el sistema de becas con mejoras. El propósito de las becas es que los estudiantes puedan costear los gastos relacionados con los estudios y/o compensar la ausencia de ingresos que supone la realización de dichos estudios. Es decir, que cualquier estudiante, sin importar su contexto económico, pueda continuar su formación si así lo desea. Pero ¿cuál es el verdadero problema? Estas ayudas no llegan a tiempo.

En la última convocatoria de 2020/2021, más del 50 % de las becas se ha ingresado a partir de diciembre y un 5 % todavía no se había ingresado una vez finalizado el curso. Las consecuencias de este retraso en el pago de las becas son importantes, ya que a los estudiantes se les notifica la concesión de la ayuda entre los meses de octubre a noviembre y cuentan con ese dinero para sufragar sus gastos, ayudar a sus familias y/o continuar su formación.

Este año tampoco llegarán las becas a tiempo

Las previsiones para el próximo año no son esperanzadoras. Todo parece indicar que el plazo de presentación de solicitudes se adelantará algunos días. Sin embargo, el objetivo de este adelanto es que el estudiante reciba la notificación antes de empezar el curso y no que cobre su beca con antelación. Por tanto, seguramente el pago de las becas comenzará en diciembre. Y se pospondrá hasta marzo… o incluso agosto o septiembre del próximo curso en los casos en los que el estudiante haya tenido que presentar alegaciones.

Además, este problema no es exclusivo a las becas concedidas por el MEFP. Ocurre de igual manera con las becas de gestión provincial o universitarias, incluso las otorgadas por entidades privadas. Lo que parece claro es que sea cual sea el fin de las ayudas en cuestión, bien sea reconocer el esfuerzo académico del estudiante, promover la movilidad entre estudiantes de diferentes territorios o evitar el abandono de los estudios por causas económicas, el retraso en el pago de las mismas dificulta la consecución del objetivo para el que han sido concebidas.

Alternativas al alcance de los estudiantes para cobrar su beca a tiempo

  • Diferentes entidades bancarias ofrecen préstamos a los estudiantes para que puedan cobrar su beca lo antes posible. Sin embargo, la desconfianza de los estudiantes hace que la mayoría prefiera esperar hasta que el MEFP o la institución correspondiente realice el ingreso en su cuenta.
  • Por este motivo surge Bcas, una empresa creada por estudiantes que han sido becarios cuyo propósito es que todos los estudiantes puedan disfrutar de sus becas cuando quieran. La diferencia en este caso es que Bcas es una empresa de impacto que pretende impulsar un modelo educativo más democrático. De esta manera, adelanta el dinero a los estudiantes de manera barata y sin complejas cláusulas o letra pequeña. A través de la apertura de una cuenta de pagos gratuita, el estudiante puede garantizar su adelanto y acceder a un complemento para su beca de 500 €.

¿Has probado alguna de estas opciones? Si conoces otras, puedes dejarlas en los comentarios de este post.

Deja un comentario